Cómo desnudar a tu chica

Cómo desnudar a tu chica

Bienvenidos de nuevo a todos mis amigos de todosconwebcam.net, hoy con un nuevo post que espero os ayude enormemente a seducir, enamorar y volver loca a una mujer. Ojalá os esteis convirtiendo poco a poco en el terror de las chicas y en la envidia de los chicos. Aquí esta vuestra amiga esarodri para alentaros y aleccionaros.

Y hoy vamos a centrarnos en el proceso de desnudar a una mujer. Pero vamos a hacerlo con clase, como un auténtico gentleman. Vamos a dar por hecho que todo el proceso anterior de cortejo y seducción se ha hecho correctamente y estamos en el punto exacto en el que tienes que desnudar a tu chica. En el sexo no hay paso rápido o sin importancia. Todo debe ser tratado con exquisitez (si es que quieres ser recordado como un gran amante, claro). Y por ello vamos a tomarnos cada momento con el rigor que se merece. Así que, para empezar a desnudar a tu chica tienes que seguir los siguientes pasos:

1. Mírala a los ojos. Si algo se te resiste, no pasa nada por retirar la vista un momento para centrarte en ese jodido botón, cremallera o lo que sea que se te está poniendo farruco, pero después, cuando hayas superado ese pequeño inconveniente, vuelve a centrarte en sus ojos. Casi todas las chicas sentimos un poco de vergüenza al desnudarnos por primera vez delante de un chico. Si la desnudas como si estuvieras deseando ver lo que se esconde bajo el sostén o bajo las bragas ella sentirá que la estás examinando y se sentirá más cohibida. Lo que tú quieres es que ella se sienta deseada en su plenitud. Tú no quieres desnudarla para saber si tiene el pezón más claro o más oscuro, más grande o más pequeño, para ver si está rasurada o si tiene vello. Tú quieres desnudarla como el paso lógico hacia la plenitud. Para que vuestros cuerpos se fundan y el deseo se haga carnal. Por eso, mantén el contacto visual. Mírala a los ojos.

2. Respira profundamente. La forma de demostrar a tu chica que te gusta lo que ves no es, como te he dicho antes, mirar directamente su desnudez. La mejor forma de hacérselo saber es a través del resto de los sentidos. Respira más profundamente y hazlo cerca de su oído, para que ella sienta que su cuerpo provoca reacciones eróticas en ti. En este punto debo aclarar algo; Hay personas que piensan que jadear cuando en realidad tu cuerpo no está sintiendo “tanto”, sobre todo les ocurre a las chicas, es comportarte como si fueras una puta. Nada más lejos de la realidad. No gimes o jadeas (o simplemente respiras fuerte) por ti, lo haces sobre todo por tu pareja. Yo he visto a hombres correrse simplemente escuchando a una mujer gemir apasionadamente. Pues las mujeres, que somos más susceptibles a las caricias y al erotismo, con más razón nos excitaremos con la respiración de nuestro chico. Espero que esto te haya quedado por fin claro y cuides mucho este apartado. Mientras estás desnudando tu chica, respira profundamente. No exageres, pero hazlo cerca de su oído.

3. El sabor. No es necesario que utilices chocolate o fresas cada vez que vas a desnudar a una chica. Pero si es una ocasión realmente única y especial, tal vez puedes plantearte utilizar algo dulce para poner en su boca mientras la desnudas. Aunque ten mucho cuidado con esto, entérate bien porque no serías el primero que se carga de chocolates y después resulta que a ella no le gustan, o no los come por su dieta o vete a saber qué. Tal vez mejor, una fruta. Y en ese caso, ninguna como la fresa. La fruta del amor. Tampoco es necesario ni siquiera llegar a comérosla entera, basta con chuparla, con jugar con ella entre vuestras bocas y, tal vez, utilizarla para rozar sus pezones. Este es el punto que a mí misma menos me convence por lo explicado anteriormente. Y porque pienso que si no tienes experiencia, tal vez es mejor que no lo intentes, ya que puedes llegar a parecer un poco “postizo”, forzado o poco natural. Debes hacerlo muy bien, o mejor no lo hagas.

Cómo desnudar a una chica

4. Acaricia cada poro de su piel suavemente. Y como último punto de hoy sobre cómo desnudar a tu chica, recuerda acariciar suavemente cada poro de su piel. Y cuando digo cada poro de su piel no me estoy refiriendo a que “le agarres las tetas” (que os conozco). Me refiero al resto de su piel (sin hacerle cosquillas). Cuando en el primer punto aclaraba que debes mirarla a los ojos para no atemorizarla, y que hay otras formas de mirarla, me estaba refiriendo a esto también. Si desnudas su brazo, acarícialo. No le hagas un moratón pero siéntelo. Si desnudas su espalda, acaríciala. Mientras respiras profundamente cerca de su oído, acaricia su espalda. Desmuestra que estás sintiendo su desnudez y que te encanta lo que ves, aunque aún no hayas visto nada. Igual con sus muslos, con su vientre y sus pechos. Cada poro de su piel.

Y como siempre digo: siguiendo mis consejos serás el mejor amante. La voz se corre y tus amigas hablan entre ellas. Cada chica que pase por tus brazos se habrá sentido una reina durante un rato, y estará deseando contarlo a sus amigas. Y ellas querrán sentirse reinas también. Y saben donde tienen que buscar para conseguirlo. Tus amigos en cambio te mirarán extrañados y pensarán: ¿Qué les das? y sentirán admiración por ti. Suele ocurrir. En algunos casos generarás envidia, es inevitable. Pero mejor envidia que pena, ¿no?.

Un beso muy fuerte. Te espero en mi siguiente post… y mucho sexo amigos !!.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *