Cómo comer un coño, Nivel Profesional

Cómo comer un coño, Nivel Profesional

Hola de nuevo mis queridos amigos y amigas. Hoy voy a explicaros cómo se debe comer el coño de una chica para que se quede loca, prendada de ti.
Porque comer un coño no es cualquier cosa. Si lo haces bien, tu chica no se despegará de ti nunca. Porque si follar es importante y hay quien lo hace mejor y quien lo hace peor, comer chochos es un arte. Muy pocos saben hacer un buen trabajo cuando tienen la almeja de su chica entre sus labios y en la punta de su lengua. A mí me lo suelen hace de maravilla, pero también he encontrado cada cafre que me doy cuenta de que no todo el mundo tiene la virtud de hacerlo bien. Algunos porque se excitan demasiado y se piensan que la vagina es de goma. Otros porque no les excita nada y chupan por chupar y sin saber lo que hacen, y otros porque ponen el alma en hacerlo bien, pero sin entender muy bien cómo nos gusta. Por eso hoy he decidido daros las claves más importantes para que, a partir de ahora, sepáis comeros un coño como todo un profesional. Vuestras parejas os quedarán eternamente agradecidas y os buscarán para repetir. Seguro.

  • Al principio el coño puede estar sequito

El hecho de que esté seco al principio, no quiere decir que la chica no esté excitada. No todas se mojan de igual manera. Ten mucho cuidado entonces si empiezas utilizando los dedos. Mójalos con tu propia saliva o introdúcelos con cuidado un poquito en la vagina donde probablemente sí estará húmedo para posteriormente tocar el clítoris suavemente. Mete sólo uno o dos dedos en la vagina. No seas bestia. Mételos sólo un poquito, no a todas las mujeres les gusta que le metan los dedos. No seas un taladradora, eso no excita en absoluto. Mejor quedarse fuera que entrar demasiado, que esta sea tu máxima.

todos los pepes de mujer

pepes de todos los colores

  • El clítoris no es un botón de arranque

Algunos se piensan que el clítoris es un botón que produce placer, el cual hay que apretarlo fuerte para que desencadene un torrente de pasión en la chica, o girarlo o sobarlo con los dedos indefinidamente. Tonterías. Sólo terminarás consiguiendo que se te queden los dedos pegados y que a ella le duela. Piensa que cuanto más sensible seas, más placer producirás. Cuanto más delicádamente lo acaricies, mejor. Muchas veces es más excitante hacerle sentir tu aliento sobre su clítoris, que el tacto en sí. Así de sensible es el clítoris. Llega el momento de hacer locuras con tu lengua, espero que no lo hayas estropeado ya, antes de empezar, con los dedos. Acaríciale las inglés y la vulva. No tengas tanta prisa por entrar en la raja. Ella no la tiene. Habla, susurra, bésala… piensa que las chicas somos más de palabras bonitas que de fuerza bruta.

  • Lengua, labios y dientes

Llegado el momento de comer coño, ya sabes, suavidad. Utiliza los labios para atrapar su clítoris, busca con la punta de tu lengua el interior del clítoris y acarícialo (con la lengua). Succiona un poco, pero no te pases. Baja nuevamente con la lengua e inrodúcela en la vagina, vuelve a subir hasta el clítoris y utiliza tus dedos para entrar un poco en la vagina. Pero nuevamente, sólo un poco. A algunas chicas sí les gusta que le introduzcas los dedos, hazlo si te lo pide. Pero no pierdas nunca la sensibilidad. A otras no les gusta tanto. Así que sólo un poquito, para excitar y no para taladrar, como dije antes.

  • Cuando se vuelve loca

Cuando gime de placer y cuando mueve sus caderas y te agarra la cabeza… es cuando sabes que todo va bien. Succiona un poco más fuerte su clítoris (no seas burro, no se trata de quedártelo, pero hazlo, nos gusta mucho). Utiliza los dientes, esto produce una sobrecarga del placer (no hace falta que te recuerde que lo hagas con suavidad). Dientes sí, pero con cuidado. Probablemente tus dedos pueden entrar más en la vagina, puedes meterlos del todo, pero sólo dos. Por muchas películas asquerosas que hayas visto, a una chica nunca le va a gustar que le metas más de dos, olvídate.

…Y cuando venga el orgasmo, succiona un poco más. Acompaña sus movimientos de cadera, ni se te ocurra forzarla a quedarse quieta. Y ve reduciendo al ritmo que ella te lo vaya pidiendo. Ten en cuenta que a algunas chicas, tras haberse corrido, nos hace cosquillas lo que hace un momento nos mataba de placer.

El clítoris es mágico. El coño de una mujer es rico, su tacto y su forma son perfectos para el deseo de un hombre, y para el placer de una mujer. Si sabes hacer una buena mamada de coño, tendrás a esa chica loca por tí. Así que practica mucho. Y la próxima vez que lo hagas, sobre todo, recuerda que es la herramienta de placer de una mujer, y por lo tanto, también es la parte más sensible de ella. Ten cuidado y no te dejes llevar por la emoción, tocándola demasiado rápido, demasiado fuerte o demasiado seco. Suavidad y sensibilidad. Es la regla de oro.

Ufff, me pongo loca escribiendo estas cosas. Me está haciendo falta ya una buena comida de coño. A ver si hoy me toca y me hacen un buen trabajo. Hasta la próxima chicos. Felices comidas de coño !!.


One thought on “Cómo comer un coño, Nivel Profesional

  1. Pingback: » Eyaculación femenina, cómo estimular el Punto G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *